La memoria es mortal. Algunas tardes, Billie Holliday pone su rosa enferma en mis oídos.Algunas tardes me sorprendolejos de mí, llorando.
Antonio Gamoneda

La memoria es mortal. Algunas tardes, Billie Holliday pone su rosa enferma en mis oídos.

Algunas tardes me sorprendo

lejos de mí, llorando.



Antonio Gamoneda



Caía gris hoy la tarde y las gélidas damas de los escaparates se fundían por momentos y según qué ángulos con el baile constante de las ramas. Procuré posarme en todo lo fugaz antes de que el tiempo nos convirtiera en ayeres de cenizas irremediables. 

Caía gris hoy la tarde y las gélidas damas de los escaparates se fundían por momentos y según qué ángulos con el baile constante de las ramas. Procuré posarme en todo lo fugaz antes de que el tiempo nos convirtiera en ayeres de cenizas irremediables. 



Como el náufrago metódico que contase las olas
que faltan para morir,
y las contase, y las volviese a contar, para evitar
errores, hasta la última,
hasta aquella que tiene la estatura de un niño
y le besa y le cubre la frente,
así he vivido yo con una vaga prudencia de
caballo de cartón en el baño,
sabiendo que jamás me he equivocado en nada,
sino en las cosas que yo más quería.

Autobiografía de Luis Rosales
Como el náufrago metódico que contase las olas
que faltan para morir,
y las contase, y las volviese a contar, para evitar
errores, hasta la última,
hasta aquella que tiene la estatura de un niño
y le besa y le cubre la frente,
así he vivido yo con una vaga prudencia de
caballo de cartón en el baño,
sabiendo que jamás me he equivocado en nada,
sino en las cosas que yo más quería.
Autobiografía de Luis Rosales


En las tardes azules de verano, iré por los senderos, 
picoteado por los rastrojos, a pisar la hierba menuda:
sentiré, soñador, su frescura en los pies,
y dejaré que el viento bañe mi cabeza desnuda.

No hablaré, ni pensaré en nada,
pero el amor infinito me inundará el alma,
y me iré lejos, muy lejos, tal que un gitano,
por los campos, feliz como una mujer.
*
Par les soirs bleus d’été, i’irai dans les sentiers,
Picoté par les blés, fouler l’herbe menue:
Rêveur, i’en sentirai la fraîcheur à mes pieds.
Je laisserai le vent baigner ma tête nue.
Je ne parlerai pas, je ne penserai rien:
Mais l’amour infini me montera dands l’âme,
Et j’irai loin, bien loin, comme un bohémien,
Par la Nature, -heureux comme avec une femme.
Poema Arthur Rimbaud

En las tardes azules de verano, iré por los senderos, 

picoteado por los rastrojos, a pisar la hierba menuda:

sentiré, soñador, su frescura en los pies,

y dejaré que el viento bañe mi cabeza desnuda.

No hablaré, ni pensaré en nada,

pero el amor infinito me inundará el alma,

y me iré lejos, muy lejos, tal que un gitano,

por los campos, feliz como una mujer.

*

Par les soirs bleus d’été, i’irai dans les sentiers,

Picoté par les blés, fouler l’herbe menue:

Rêveur, i’en sentirai la fraîcheur à mes pieds.

Je laisserai le vent baigner ma tête nue.

Je ne parlerai pas, je ne penserai rien:

Mais l’amour infini me montera dands l’âme,

Et j’irai loin, bien loin, comme un bohémien,

Par la Nature, -heureux comme avec une femme.

Poema Arthur Rimbaud



Hola, ¡me encantan tus fotografías! ¿Te molestaría si uso algunas imágenes para complementar mi escritura? Gracias por compartirla —by vanypaz

Hola. No me molesta para nada siempre que cites mi nombre o pongas un link a mi blog aunque sea pequeñito porque igual puede haber alguien que se la apropie porque le dé la gana y no me hace gracia ><. Gracias! subes bonitas fotos, por cierto.



La araña tejeuna estrellade tela.
Punta tras puntava y vienepata tras patabordando el cielo.
Cuando se cansacuelga las agujasy vuela.
Nelvy Bustamante
Fotografía: Rosemarie Navarro

La araña teje
una estrella
de tela.

Punta tras punta
va y viene
pata tras pata
bordando el cielo.

Cuando se cansa
cuelga las agujas
y vuela.

Nelvy Bustamante

Fotografía: Rosemarie Navarro



Que buen blog que buena escritura, que bueno todo. —by deletreart

Gracias intento escoger buenos textos para acompañar mis fotos. Alguno que otro es mío. Un saludo



Me moriré y él seguirá cantandobuenodigoCarlitosy Jorge seguirá haciendo el amorcomo si se murieray seguirá sin mí este mundo mago¿este mundo podrido?Tanto árbol que plantécosa que dijey versos que escribí en la madrugaday andarán por ahí como basuracomo restos de un almade alguien que estuvo aquíy ya no másno más.Lo triste lo peor fue haber vividocomo si eso importaravivido como un pobre adolescenteque tropezó y cayó y no supoy lloró y se quejóy todo lo demásy creyó que importaba.

"Y seguiría sin mí" de Idea Vilariño
Fotografía: Rosemarie Navarro

Me moriré y él seguirá cantando
bueno
digo
Carlitos
y Jorge seguirá haciendo el amor
como si se muriera
y seguirá sin mí este mundo mago
¿este mundo podrido?

Tanto árbol que planté
cosa que dije
y versos que escribí en la madrugada
y andarán por ahí como basura
como restos de un alma
de alguien que estuvo aquí
y ya no más
no más.

Lo triste lo peor fue haber vivido
como si eso importara
vivido como un pobre adolescente
que tropezó y cayó y no supo
y lloró y se quejó
y todo lo demás
y creyó que importaba.

"Y seguiría sin mí" de Idea Vilariño

Fotografía: Rosemarie Navarro



Le tengo miedo a las agujas.
Estoy cansada de las colchonetas y los tubos.
Estoy cansada de los rostros que no conozco
y ahora pienso que la muerte comienza.
La muerte empieza como un sueño,
lleno de objetos y de la risa de mi hermana.
Somos jóvenes y caminamos
y recogemos moras azules
durante todo el camino a Damariscotta.
Oh, Susan, ella lloraba.
manchaste tu cintura nueva.
Dulce sabor –
mi boca está llena
y el dulce azul se acaba
durante todo el camino a Damariscotta.
¿Qué haces? ¡Déjame sola!
¿no ves que estoy soñando?
En un sueño nunca tienes ochenta años.

Poema de Anne Sexton
Fotografía de Rosemarie Navarro 

Le tengo miedo a las agujas.

Estoy cansada de las colchonetas y los tubos.

Estoy cansada de los rostros que no conozco

y ahora pienso que la muerte comienza.

La muerte empieza como un sueño,

lleno de objetos y de la risa de mi hermana.

Somos jóvenes y caminamos

y recogemos moras azules

durante todo el camino a Damariscotta.

Oh, Susan, ella lloraba.

manchaste tu cintura nueva.

Dulce sabor –

mi boca está llena

y el dulce azul se acaba

durante todo el camino a Damariscotta.

¿Qué haces? ¡Déjame sola!

¿no ves que estoy soñando?

En un sueño nunca tienes ochenta años.

Poema de Anne Sexton

Fotografía de Rosemarie Navarro 



En Viena hay diez muchachas, un hombro donde solloza la muerte y un bosque de palomas disecadas. Hay un fragmento de la mañana en el museo de la escarcha. Hay un salón con mil ventanas. ¡Ay, ay, ay, ay! Toma este vals con la boca cerrada. Este vals, este vals, este vals, de sí, de muerte y de coñac que moja su cola en el mar. Te quiero, te quiero, te quiero, con la butaca y el libro muerto, por el melancólico pasillo, en el oscuro desván del lirio, en nuestra cama de la luna y en la danza que sueña la tortuga. ¡Ay, ay, ay, ay! Toma este vals de quebrada cintura. En Viena hay cuatro espejos donde juegan tu boca y los ecos. Hay una muerte para piano que pinta de azul a los muchachos. Hay mendigos por los tejados. Hay frescas guirnaldas de llanto. ¡Ay, ay, ay, ay! Toma este vals que se muere en mis brazos. Porque te quiero, te quiero, amor mío, en el desván donde juegan los niños, soñando viejas luces de Hungría por los rumores de la tarde tibia, viendo ovejas y lirios de nieve por el silencio oscuro de tu frente. ¡Ay, ay, ay, ay! Toma este vals del &#8220;Te quiero siempre&#8221;. En Viena bailaré contigo con un disfraz que tenga cabeza de río. ¡Mira qué orilla tengo de jacintos! Dejaré mi boca entre tus piernas, mi alma en fotografías y azucenas, y en las ondas oscuras de tu andar quiero, amor mío, amor mío, dejar, violín y sepulcro, las cintas del vals.
Pequeño vals vienés perteneciente al libro &#8220;Poeta en Nueva York&#8221; de Federico García Lorca.

En Viena hay diez muchachas, 
un hombro donde solloza la muerte 
y un bosque de palomas disecadas. 
Hay un fragmento de la mañana 
en el museo de la escarcha. 
Hay un salón con mil ventanas. 
¡Ay, ay, ay, ay! 
Toma este vals con la boca cerrada. 

Este vals, este vals, este vals, 
de sí, de muerte y de coñac 
que moja su cola en el mar. 

Te quiero, te quiero, te quiero, 
con la butaca y el libro muerto, 
por el melancólico pasillo, 
en el oscuro desván del lirio, 
en nuestra cama de la luna 
y en la danza que sueña la tortuga. 
¡Ay, ay, ay, ay! 
Toma este vals de quebrada cintura. 

En Viena hay cuatro espejos 
donde juegan tu boca y los ecos. 
Hay una muerte para piano 
que pinta de azul a los muchachos. 
Hay mendigos por los tejados. 
Hay frescas guirnaldas de llanto. 
¡Ay, ay, ay, ay! 
Toma este vals que se muere en mis brazos. 

Porque te quiero, te quiero, amor mío, 
en el desván donde juegan los niños, 
soñando viejas luces de Hungría 
por los rumores de la tarde tibia, 
viendo ovejas y lirios de nieve 
por el silencio oscuro de tu frente. 
¡Ay, ay, ay, ay! 
Toma este vals del “Te quiero siempre”. 

En Viena bailaré contigo 
con un disfraz que tenga 
cabeza de río. 
¡Mira qué orilla tengo de jacintos! 
Dejaré mi boca entre tus piernas, 
mi alma en fotografías y azucenas, 
y en las ondas oscuras de tu andar 
quiero, amor mío, amor mío, dejar, 
violín y sepulcro, las cintas del vals.

Pequeño vals vienés perteneciente al libro “Poeta en Nueva York” de Federico García Lorca.



¿de donde eres? —by ignaaxio

Soy de Perú pero vivo en España.



decir la verdad; es una crítica destructiva,según tú?...yo te digo lo que otros piensa,pero no lo dicen! —by Anónimo

Bueno, bueno, bueno. Y supongo que te crees poseedor/a de la verdad absoluta, y que decir lo que uno piensa justifica ser vulgar, maleducado y chulo y supongo que crees que me importa mucho lo que pase en la cabecita de los demás sobre mí o sobre lo que hago. Cuando te leo solo pienso en cuanto te dejas en evidencia. 



si le gusta retocar, es raro que tenga mal gusto! o lo hace especial! —by Anónimo

No, no es raro, no está en contraposición un hecho con el otro. Una crítica constructiva es buena porque siempre amplía los horizontes del criticado, pero una crítica destructiva sólo señala las carencias del que critica y haciéndolo desde el anonimato una de ellas, evidentemente, es la falta de valentía. 



quiero ver tu carita, podrías publicar una fotografía tuya? besos! —by Anónimo

Hay como 4 fotografías de mi careto por ahí.



Los poemas son buenos, pero algunas de tus fotografías tiene un retoque exagerado y de mal gusto. menos es más! :) besos —by Anónimo

Tomaré nota de ello pero retocar fotos es algo que me divierte bastante, aunque a veces se caiga en el mal gusto. ¡Qué se le va a hacer! Gracias por el consejo, un saludo.